Cuidado

La palma de toquilla contiene un cierto grado de humedad, según su espesor, lo que le confiere su flexibilidad. Cuando el sombrero está expuesto a una atmósfera húmeda (ejemplo: borde de playa sin sol) la palma absorbe esta humedad adicional y la expulsa cuando la atmósfera está mas seca. Este proceso fragiliza su estructura con el tiempo.

Los cuencas extra-finos y los montecristis no conocen este fenómeno por utilizar una palma muy fina y un denso tejido.

Para aumentar la esperanza de vida de su sombrero, aquí damos algunos consejos:

  • No ponerlo en contacto con el agua. La palma actúa como una esponja. En caso de incidente, deje el sombrero reposar a la sombra el tiempo necesario. Esto no afecta mucho al sombrero si sucede una vez y se deja secar lentamente, pero repetidamente puede acortar la vida de las fibras.

  • No dejar el sombrero al sol en un ambiente cerrado (ejemplo: parte atrás de un auto) ni exponerlo en ningún caso a temperaturas muy elevadas (ejemplo: perchero cerca de una chimenea).

  • La fibra se seca demasiado rápidamente y puede quebrarse con el tiempo.

  • No coger el sombrero siempre por el mismo sitio, por ejemplo por la parte delantera de la copa, que es el gesto más natural y habitual. La presión continuada de los dedos en el mismo lugar, puede acabar marcando el sombrero y afeándolo por el uso. Es mejor coger el sombrero por los lados, abajo.

  • No utilizar otra cosa que un cepillo de cerda firme para limpiar el sombrero, tanto la copa como el ala, siempre en seco y el panamá conservará su brillo natural.

  • Usted puede fácilmente planchar su sombrero con vapor, como una camisa, siempre cuando lo proteja con una tela. Es un buen ejercicio y se mantiene con el tiempo su forma original.

  • No apoyar el sombrero sobre el ala durante mucho tiempo, ya que ésta tiende a deformarse. Apóyelo mejor sobre la copa, cuélguelo de su interior en una percha adecuada.

  • No abusar del enrollado. En cuanto al enrollado del sombrero de panamá hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Sólo algunos modelos ‘Panama’ pueden ser enrollados, ya que la finura de su tejido y la flexibilidad de sus fibras lo permiten, y es esta una de las características que más parece gustar, todo el mundo quiere enrollar su ‘Panama’, pero como cualquier tejido natural tiene su límite. Un sombrero ‘Panama’ se enrolla de la siguiente manera: se baja el ala, se abolla la copa doblándola por la mitad según un eje que vaya de adelante a atrás, y se enrolla alrededor de un eje vertical, todo esto con suavidad sin presionarlo, y guardándolo en su estuche si es que se tiene —algunos fabricantes proporcionan un tubo de bambú—, para que no se aplaste en el transporte. Pensando en esto, existe un modelo de panamá enrollable, con distintos nombres comerciales como óptimo o premium, y que en Ecuador se conoce como colonial o natural, y es ese que tiene la copa redonda y presenta un doblez marcado en el centro. Este modelo es el que llevan Peter O’Toole en la película El último emperador (Bernardo Bertolucci, 1987) o Sean Connery en la película Causa Justa (Arne Glimcher, 1994). Así que la mejor recomendación si lo que quieres es enrollar tu ‘Panama’, es comprarte uno de estos modelos.



|    Inicio    |    Nosotros    |    Historia    |    Usos    |    Productos    |    Cuidado    |    Puntos de Ventas    |    Contacto    |

183828 Visitas    ::    Todos los derechos reservados ®    ::   
Diseñado por Paginas Web SuperWeb y Hosting